Flechas de oro

Cada vez que saque de paseo a la Gaviota, me acordaré de Oporto, donde la compré y empecé a darme cuenta de que la fotografía con ella sería distinta. Me obliga a pensar, a componer con más calma, a medir tiempos. Cada disparo es un ritual.

Vilanova de Gaia, río Douro y un trocito de Porto.

Octubre de 2018.

Seagull 4B1, fomapan 200ASA, blanco y negro.

2 comentarios en «Flechas de oro»

  1. Oporto… es espectacular! Nosotros estuvimos hace poco y cada vez que vamos nos enamora, sobre todo… siempre sale bien en las fotos! Da gusto con un modelo como Oporto.
    Un saludo.

Responder a Carabiru x

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *