Flechas de oro

Cada vez que saque de paseo a la Gaviota, me acordaré de Oporto, donde la compré y empecé a darme cuenta de que la fotografía con ella sería distinta. Me obliga a pensar, a componer con más calma, a medir tiempos. Cada disparo es un ritual.

Vilanova de Gaia, río Douro y un trocito de Porto.

Octubre de 2018.

Seagull 4B1, fomapan 200ASA, blanco y negro.

2 comentarios en «Flechas de oro»

  1. Oporto… es espectacular! Nosotros estuvimos hace poco y cada vez que vamos nos enamora, sobre todo… siempre sale bien en las fotos! Da gusto con un modelo como Oporto.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.