0 comentarios en «α + o»

    • Ignorante no, mujer. Un film swap es literalmente un intercambio de película. En estos intercambios un carrete es dos veces expuesto por dos personas diferentes, por lo que, idealmente, aparecen dos imágenes en cada fotograma. (En nuestro caso aparecen tres, ya que una de las exposiciones está ligeramente desplazada con respecto a la otra.)
      Aquí la máquina de coser es de Diana y el naranjo y los platos de cerámica son míos.

      • Exactamente. Diana compra el carrete, lo coloca en su cámara, lo expone por completo, lo recoge sin llegar a esconder el final de la película, me lo envía por correo, yo lo coloco en mi cámara, lo vuelvo a exponer, lo recojo por completo y lo revelo. Sólo hay que configurar las cámaras de forma que entre la mitad de luz necesaria para que la película se exponga correctamente. De esa forma, en la segunda vuelta se completan los fotogramas. Guay, ¿verdad?

        • ¡Pero qué bien lo explicas, Etrin!
          Es tal que así, sólo hay que organizarse, elegir un carrete de 200 ASA, por ejemplo, y decirle a la cámara que tiene uno de 400 ASA. Ella interpreta que tiene un carrete mucho más sensible, así que el carrete recibe menos luz de la necesaria, y así todavía queda «margen» para que la otra imagen se exponga.

          En este caso mi cámara no lo interpretó demasiado bien, y se comió parte de ese margen, pero ahora que ya lo sé, para el siguiente lo corregiré.

          El único momento tenso del intercambio es cuando te toca quitar tu carrete con cuidado para que el final quede fuera, y así la siguiente persona pueda colocarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *